viernes, 19 de julio de 2013

Cuñas estivales: los Pulitzer son para el verano.

Me llama I, sigue en la playa ejerciendo de padre. No es bueno el rencor, le digo, el mío, por qué tú sí y yo no, relajado. Me calla y me cuenta, acaba de terminar Middlesex de Jeffrey Eugenides. Lo ha disfrutado y me asegura que yo también. Lo apunto y se lo pido a R que dice deberme un regalo.

Es bueno tener una red de amigos, como peces plateados que a veces claven sus espinas pero que están ahí . Es bueno meter la mano de vez en cuando y sacar algún pescado. Y acariciar su esqueleto.

Pues yo ando liada con otro Pulitzer, listo, le digo a I -sí, persiste un poco el tono rencoroso-. Él ya no está al teléfono pero yo a mis amigos les cuento sin necesidad de su presencia, el olor de la sal nos une aunque el mar sea proceloso. Este es de Michael Chabon, Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay, transcurre en Nueva York durante la época dorada de los comics, con dos tipos que de momento aún son jovenzuelos y viven la magia y la literatura como solo los desarrapados con ideas pueden vivirla. Son los preliminares de la Segunda Guerra Mundial y del holocausto. Ahí me quedo, le digo a I, no te cuento más porque llevo 30 páginas. Pero tiene el tono del verano y del Pulitzer, una combinación de pereza y ansia por avanzar: hamaca y letras.

Y así transcurren los días,  también buscando donde asentaremos las hamacas. Ya tenemos dunas y ahora sólo falta el cañón de un río. Antes de mañana lo habremos encontrado.

Negociamos, J y yo. El verano también es para negociar. La vida en sí es una larga negociación. Sin trampas y el cartón es lo de menos, nos decimos. Por algo los decorados nos fascinan.

Y mientras yo tarareo el nuevo disco de la Mala Rodríguez. Bruja se llama; muy apropiado dice J; idiota, le digo yo. Y canto eso del “mundo es una pelea de pollas” para que transpire la culpabilidad de portar gónadas masculinas.

Es la frase del mes y con ella zanjo cualquier desacuerdo.

Bendita Mala.

¡Corred a leer un Pulitzer!





-Sigo necesitando tierra y descanso, sentir satisfechas las necesidades del animal que soy. Ya queda menos-


12 comentarios:

Darío dijo...

Yo voy a leer La trama nupcial... y creo que ese nos encantará a todos... Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Middelesex me gustó mucho.
Yo también te la recomiendo.

A leer sin parar y así nos evitaremos la realidad.

Besos.

Carmela dijo...

Bendita Mala, si señora.

Y sí, ya queda menos, un abrazo Marga!!

El peletero dijo...

¡Cómo le envidio, querida Marga, esa capacidad que usted manifiesta por la lectura!, sus libros de verano, sus Pulitzer. A mí cada vez, ya se lo he contado en otras ocasiones, me cuesta más leer, principalmente ficción. ¿Cómo lo consigue usted?

Sus textos, en ocasiones como este, me parecen notas tomadas a vuela pluma con alusiones tan personales que cuesta descifrarlas si no nos dan la clave. Ese padre que hace de padre, ese rencor que parece que conserva, esos amigos que clavan sus espinas, pero que mantienen una red de protección común por si alguien pierde el equilibrio haciendo de funambulista.

Hace poco hablaba con A. sobre la querencia más salina que marina de las mujeres, era una conversación de hombres, ya se puede imaginar, y la querencia, la propensión femenina por las estatuas de sal y su particular manera de entender el perdón, el olvido y ese rencor del que usted habla.

Es verdad, el verano es tiempo también, como todo el año, de negociaciones. A mí me espera una que puede cambiar mi vida, pero yo, querida Marga, ya no negocio, ya no puedo, que sea lo que Dios quiera, no me interprete mal, no es arrogancia ni insolencia, es que no tengo margen para negociar.

Besos salados

Tempero dijo...

El mundo, hasta ahora, al menos eso creía, ha sido una pelea de gallos. Pero eso de una pelea de pollas. ¿Y si fuera 'por las pollas'? Inútiles peleas si concebimos al mundo como una gran bola sexual.
Y hablando de lecturas, hace años leí una divertidísima FÁBULA DEL FALO, de nuestro entrañable y muchas veces incomprendido -por lo anecdótico- Francisco Umbral. El falo y la imaginación son los últimos reductos de la libertad del hombre. dice Umbral en su ensayo sobre el FALO ICÓNICO. Probablemente haya tantas peleas por falta de imaginación y por exceso de sinsentido. Umbral siembre tuvo el bisturí de la mirada y de la prosa y bien lo reflejó en unas obras inolvidables e imprescindibles. UN SER DE LEJANÍAS y MORTAL y ROSA siempre me acompañan en verano.

Marga dijo...

Dario, pues me la apunto para otra. Ya nos contarás.

Abrazo!

Toro, qué raro que vayamos a coincidir en algo, jeje.
La realidad no hay quien nos la evite pero tienes razón, al menos por un ratito.
Besote.

Carmela, yujuuuuuuuuu. Que llegue!
Beso te lanzo.

Peletero, le confieso que tengo rachas, rachas donde la ficción me aburre o no nos encontramos la una a la otra. Y me pasa con todos los géneros. Entonces me siento y espero. Pero el verano... ummm, el verano, no recuerdo ninguno sin ganas de novelas. Cuanto más pesadas o densas, mejor, o con muchos personajes, o con historias muy descabaladas o... en fin, el verano es para ficción "muy", jeje.

Y no crea, mis rencores para con mis amigos, como sus espinas para conmigo, son muy de andar por casa, leves y por nimiedades. Basta que uno me abandone y esté en la playa, fresquito y aireando calzones, para conjurarlo. Pero es el pago por mantener el equlibrio mutuo. No es mucho, no es nada, me digo. Creo que mi rencor tiene poco que ver con las estatuas de sal, me temo que más bien serían de hielo, me mandan un poco de calor y desaparece.
Si es que soy yo muy blandita, muy sepia para que se haga una idea, nada de coraza, en estos de los quereres.

Pues que sea lo que dios quiera pero desde aqui le mando mis ganas para que sea mejor lo que a usted le convenga. No servirá de mucho, lo sé, pero... nunca se sabe.

Besos al margen!

Marga dijo...

Tempero, me da a mí que la Mala se refiere a esos mismos gallos, pero es que ella es tan bruta, tan diáfana en su decir... jeje.

Y estoy contigo, ya ves, a pesar de sus idas y venidas con tanto falo a cuestas, el señor Umbral me parece de los pocos escritores a respetar en este país en muchooo tiempo. Su forma de hablar de las mujeres me hacía gracia y reconozco que otras veces hasta me cabreaba el paternalismo propio de la época pero es que... lo expresaba tan bien el muy puñetero que hasta en esos pasajes me quitaba el sombrero.

Tendré que buscar Un ser de lejanías. El de Mortal y rosa lo tengo castigadito de tanto como está releído (y sentido). Me lo apunto, gracias!

Bienvenido, se agradece su paso por esta cueva.

Licantropunk dijo...

Apunto "Middlesex" y aplaudo la elección de "Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay", una novela que disfruté de principio a fin. Solo los ingredientes que componen el relato (cómic, holocausto, el mundo en guerra) son suficientes para determinar la elección pero además Michael Chabon escribe de un modo... asombroso.
Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

El mundo es una pelea de pollas dios me libre de la raperas, y las Malas, que para mala yo. Tendo yo para mí otra frasecita más apropiada...voy a ser vulgar: el mundo es una oportunidad de pollas...o de coños. El caso es que hay una canción muy cachonda de la Ilustre Shica (Elsa Rovayo): EL PROBADOR. Este año la vi en el Café Berlín en su espectáculo Pequeñas infidelidades. Daba gusto oírla los mandobles que fue soltando en sus explicocanciones mientras acumulaba el tinto en sus venas. Canta bien la Shica.

Dejo enlace alternativo al verano:

https://www.youtube.com/watch?v=K2Osdd8ErvM

Aunque si se quiere su intimismo naif pasamos al embrujo compartido con Miguel Poveda: esta Shica es que me enamora:

https://www.youtube.com/watch?v=D2OPc6twn2c

Y si tengo que posicionarme en las lecturas de verano tiro por mi sangre de bióloga con mi admirado Geral Durrell en sus muchos libros autobiográficos.

¿Una cervecita?

Marga dijo...

Licantropunk, así ando yo, disfrutándola desde el principio. Y tienes razón, Chabon escribe de un modo que arrastra. Después de este buscaré más libros de él y comprobar que su estilo me convence.
Un saludo!

Ventana, dios me libre de los raperos, les digo a mis sobrinos adolescentes que me persiguen con sus canciones... pero la Mala, ays, La Mala es mi debilidad, qué le vamos a hacer. Me gustan sus letras cañeras-sociales, su garra y mala leche. Me gusta su posicionamiento en estos tiempos nuestros que parece de mal gusto hacerlo. Y su ritmo, ese también, jeje.

Buscaré los enlaces que me cuentas, aqui no puedo. Y voy a buscar algo de la Shica, ni idea de su existencia pero me has picado la curiosidad.
Había un Café Berlín por el centro de Madrid al que yo acudía a bailotear, será el mismo? Eso fue antes de que la noche me cansara. Hace ya lo suyo, ays, jajaja.
A Poveda sí le conozco y él sí que me gusta.

Durrell, jajaja, te entiendo. Los tres libros que relatan su estancia en Corfú cuando era un crío son de los libros más divertidos y deliciosos que leí otro verano. Regalo de mi chico, un biólogo frustrado pero al fin y al cabo biólogo de vocación que es lo que cuenta, jeje.
A que piensas que deberían estar en los planes de estudios como lectura obligatoria para los chavales? Por qué las ciencias no tienen nunca lecturas? qué mundo este tan corto...

Tenemos pendiente una visita al zoo que montó en no sé qué isla británica, creo recordar. En fin, a ese zoo.

Y dos, corazón, y dos! Dos Estrellas de Galicia que son mi debilidad últimamente. Te parece?

RECOMENZAR dijo...

muy bueno tu texto gracias por compartirlo

xnem dijo...

GRANDE el señor Arno Minkkinen!
http://vimeo.com/72132407