jueves, 23 de abril de 2015

¡Feliz día del libro!


Y la última recomendación, el último descubrimiento que me ha dejado abrazada a sus palabras -a su vez recomendación de mi árbol preferido, mi querida J- el escritor checo Bohumil Hrabal.




“...todos los inquisidores del mundo queman los libros en vano, porque cuando un libro comunica algo válido, su ritmo silencioso persiste incluso mientras lo devoran las llamas, y es que un verdadero libro siempre indica algún camino nuevo que conduce más allá de sí mismo”. B.  Hrabal


Y tiro porque me toca: yo de mayor quisiera llegar a tener esta expresión de vida y tiempo, juego.





Hace unos pocos años
vi dos soles.

y antes de ayer un pingüino,
con toda claridad.

Wislawa Szywborska



Lo dicho, libros y rosas.

martes, 31 de marzo de 2015

Que la fuerza ilustrada te acompañe

... perderse, como quien se pierde en el bosque, requiere aprendizaje”.  – aseguraba Walter Benjamin.

Allá voy, a perderme, y lo haré pasando por encima de todos los Ge-pe-ese, y su tozudez por evitarlo –nos dio por acorralar los gozos más sencillos, rodeándonos de prescindibles artilugios que hacen de la obsesión virtud-. Innecesaria virtud, ya véis.

 La misma que proclaman estos días retornando intelectos y costumbres a siglos felizmente superados.

No puedo remediarlo, cada año por estas fechas elegiré mudar en caníbal mientras haya quien celebre la muerte y su particular exaltación de la tortura. Mi dedicación: comerme a bocados la vida aunque sea a pequeños mordiscos y perdida entre sendas que no conducirán a ningún lado.

Extraviada yo.

Que ustedes se desaten bien y también, es mi deseo.