lunes, 6 de febrero de 2012

Felicidades o algo o todo o ya




Hay cosas de las que no sé cómo escribir, esas que conforman la cáscara secreta de mi vida, de cualquier vida. El misterio de cómo descalzar el día cada mañana. Qué lado de la calle elijo al desandar mis pasos. Los detalles sin importancia que vuelven innecesaria la importancia. El capricho que me lleva a los recodos y no sólo de las calles. El placer de pensar las revueltas sin centro. La cartografía de un camino que nunca sé si he conseguido vivirlo o lo estrené ya inventado. Cómo a veces consigo mirar desde la altura de los tejados o cuándo la torpeza de mi pensamiento no evita la soledad que siempre nos camina a tientas. De cómo algunos libros pueden deshojar otoños y otros ni siquiera traspasar ventanas medio abiertas, de por qué mi salvación y naufragios en y por ellos. Las razones por las que a veces me rompo y qué piezas ya nunca rehago. A veces, y por qué, a pedacitos las frases.
Hay cosas de las que no sé si puedo escribir, esas que trazan la cáscara secreta de nuestra vida. Por qué mis rodillas se vuelven luminosas al yacer con él. Cómo la geografía de su cuerpo estrecha la arena del mío o si extravío los segundos al guardar los relojes en las mañanas de domingo. La naturaleza de los parques y la magia que renombra los pájaros y tararea sus cantos, esa calma. Cuando me hace parar, al abrupto, para fotografiar estambres, bichos y aves que luego despistarán mi mirada. Las noches engatados y enmantados, peleándonos con pies por leer subtítulos. La competencia por colocar palabras en casillas que valen triple y el aliño de las ensaladas. Días en los bolsillos que voy guardando sin que él se dé cuenta, como la bruja de Gretel, engordando el hambre y el amor, que son iguales pero nunca parecidos.
Hay cosas de las que nunca seré capaz de escribir: las razones por las que en él mido la dicha y esta pertenencia (despertenecida). Y por qué ya no la rabia.

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Rodillas luminosas?????

Lo que faltaba.
Eres una Diosa.

Besos.

Carmela dijo...

Ummm se te lee feliz, muy feliz.
Me alegro y cuida de guardar bien esas maravillas en los bolsillos.
Besosss

Rayuela dijo...

tus palabras iluminan como esa flor, la de la foto, la que nació en medio de lo árido de su vida.

mil besos*


rodillas luminosas! genial!

Marga dijo...

Toro, pues no sé... no crees tú que tendrá más que ver con el exceso de metales pesados en la dieta? (bicho eres).
Besos incandescentes.

Carmela, feliz ya sabes que es una palabra traicionera, pero vaya, parecido. Alegre? tal vez mucho mejor o al menos da menos miedo nombrarla.
Besote va!

Rayuela, me encanta esa flor, su color donde se supone que nunca lo habría. Las fuerzas son un fenómeno muy extraño, jajaja.
Besos a cientos.

El peletero dijo...

Hay cosas de las que se habla hablando de otras, de los aliños en las ensaladas o de las mañanas de domingo. Guárdelas en esos bolsillos en los que acumula el amor, deben ser tan grandes como todo el hambre del mundo, iguales, pero nunca parecidos.

Hay cosas que se escriben escribiendo sobre otras, usted lo hace bien.

Saludos.

Licantropunk dijo...

Muchas preguntas, muchísimas, cuánta tilde (la de este cuánta no es de interrogación, es de admiración). Muchas preguntas y una certeza...
Muy buena esta entrada.
Saludos.

Magnolio dijo...

El aliño de las ensaladas, las peleas por encontrar las palabras que valen el triple, los pies que no dejan ver.

Marga, te leo y recuerdo aquello de "era la felicidad y no lo sabíamos" y me alegro de que tú seas una chica lista.

Marga dijo...

Muchas gracias, señor Peletero. Escribir pero cómo, se me olvidó mencionar, jeje. La mayor parte de las veces me gustaría saber de dónde salen las palabras.
Saludos!

Licantropunk, y yo que pensaba que iba a resultar un poco ñoña.. jajaja, me alegro de que te guste. Seguimos teniendo más preguntas que certezas, verdad? en fin...
Un saludo va.

Magnolio, o no tan lista pero sí suertuda porque cuenta con buena gente que le avisa... no crees? jeje
Un besote por eso y más.

DaliaNegra dijo...

Lo de las rodillas ha de ser por el flúor de la pasta de dientes :))
Cada vez que veo un pájaro y no sé su nombre me acuerdo de ti/vosotros.Besos, lagartija***